No hay que Estar Desesperado

Estar desesperado por ligar es una garantía de fracaso. Aquí te contamos los comportamientos que deberás evitar.

No hay que Estar Desesperado

Una de las cualidades más importantes de un seductor es no tener miedo a perder a la chica.

Cuando una chica ve que un chico no teme perderla, ella entiende que ese chico tiene otras opciones, es decir, que es un chico que puede tener otras chicas, y por eso está tranquilo, porque sabe que aunque pierda a ésta en concreto, otras ocuparán su lugar. Y esto es un rasgo muy atractivo, porque significa que el chico tiene mucho valor como pareja.

El rasgo opuesto es muy perjudicial: ¿que pasa con un chico que persigue a las chicas porque está falto de cariño o de sexo, y quiere estar con una chica a toda cosa? Pues que las chicas le evitarán porque está desesperado.

No Hay que Estar DesesperadoDesperation

Podemos ver que un chico está desesperado cuando le asigna demasiado valor a una chica o a un conjunto de chicas en concreto, y eso se demuestra en sus acciones. Cosas que debemos evitar a toda costa para no parecer desesperados:

  • Suplicar: Es lo peor que podemos hacer en una interacción con una mujer. Es el equivalente a decir: ¡por favor! ¡por favor! ¡hazme caso que estoy muy solito! Hay muchas formas de suplicar, y dedicaremos un artículo completo a la Suplicación, pero, siendo breves, debes evitar a toda costa hacer cosas por ella que únicamente tengan como objetivo el continuar la interacción con ella. Ejemplos de suplicación es invitar a copas a chicas que ni conoces sólo porque están buenas, o invitar a una chica a una cena cara sólo para llevártela a la cama. La suplicación es totalmente contraproducente y es una de las cosas más desagradables para una chica.
  • Intentarlo demasiado: si estando con una intentas captar su interés de una forma demasiado descarada, ella lo notará y perderá interés por ti, porque pensarás que estás haciendo todo eso sólo para ligártela, con lo cual le estás dando demasiado valor a ella y demasiado poco valor a ti. Ejemplos típicos serían intentar siempre reanudar la conversación cuando se produce un silencio, insistir mucho en un tema de conversación, hacerle demasiadas preguntas, perseguirla si se va, etc.
  • Estar demasiado dispuesto: si la chica te pide muchas cosas y tú las haces, estás mostrando que tienes demasiado interés en complacerla, por tanto le estás otorgando demasiado valor. El típico ejemplo es que la chica te diga que va al servicio o a por una copa y te pide que la esperes, y tú te quedas ahí esperando con cara de pipiolo mientras ella se va con su amiga a la pista de baile. Si ella se va, tú deberías ponerte a charlar con tus amigos o, aún mejor, con otras chicas. Hay excepciones, como que la chica insista mucho en que va a volver o que te deje echándole un ojo a sus cosas (si pasa esto último, significa que confía en ti, y además es seguro que va a volver). En este caso puedes charlar con tus amigos y demás, pero no deberías alejarte mucho.

Todos estos comportamientos que hemos comentado son malos porque demuestran que le das demasiada importancia a una persona que acabas de conocer. Estás subcomunicando que en tu vida hay pocas chicas, y que por tanto cada chica que conoces es una oportunidad especial que no puedes dejar escapar. Y eso es muy malo, porque la chica intuirá que no tienes muchas opciones y que por tanto no eres una pareja valiosa. Ahora que ya lo sabéis, pues no lo hagáis más :)

En cambio, una vez que ya conozcas a una chica, puedes hacer algunas de estas cosas cuando lleves un rato hablando con ella, ella esté ya atraída por ti (¡esto es muy importante!) y quieras demostrarle que tú estás atraído por ella (calificarla). Por ejemplo una forma de calificar a tu chica sería:

“Hey, no suelo invitar a copas a desconocidas, pero tú me has caído muy simpática. ¿Qué bebes?”

Reitero la importancia de que ella ya esté atraída por ti. Si no, esto no funcionará, porque será un acto de suplicación. Pero si ella está atraída por ti es un calificador muy apropiado, y además demuestra que eres una persona generosa.

Así que recuerda: no supliques, no lo intentes demasiado, no estés demasiado dispuesto, y muestra un interés especial únicamente cuando ya tengas atracción. Así conseguiras que la chica piense que no tienes miedo a perderla. Lo mejor es que poco a poco según vayas mejorando, estas premisas se convertirán en realidad, y estos comportamientos te saldrán de forma natural, así que no tendrás que estar pendiente de los detalles.

Lobo Feroz

Comenta este artículo en el foro: No hay que Estar Desesperado

No related posts.

Lobo Feroz es el fundador de Éxito Personal y Éxito Social. Su filosofía se basa en el progreso constante a través de la mejora personal en todos los aspectos de nuestra vida.

¿Te ha gustado? Compártelo:



Deja un comentario: