El Control de la Necesidad

Nuestras necesidades emocionales son una característica innata de nuestro cerebro. Ignorarlas no es el mejor camino: debemos aprender a controlarlas para poder así encauzarlas en nuestro beneficio

El Control de la Necesidad

El Control de la Necesidad es esencial para tener éxito como seductor, y aún más para mantener relacionas satisfactorias con las mujeres.

La distinción entre lo biológico y lo psicológico, el cuerpo y la mente, no existe en realidad. Todo está unido, integrado.

Esto se cumple también para la necesidad. Si intentas comprender la necesidad considerándolo únicamente como un asunto psicológico, no la comprenderás del todo y no serás capaz de controlarla.

La necesidad es, ante todo, un fenómeno biológico y físico y no únicamente un problema psicológico abstracto.

El cerebro tiene un sistema biológico de recompensa y castigo que, mediante hormonas y neurotransmisores como las endorfinas, la dopamina y la serotonina, nos recompensa dándonos placer cada vez que hacemos algo que es esencial para la supervivencia del individuo o de la especie.

Como por ejemplo moverse, correr (para cazar, luchar o huir), tener sexo (hijos), comer azucar (esencial para el cerebro), etc etc. El mismo sistema nos castiga con sufrimiento si hacemos algo que potencialmente no es útil para el individuo o la especie.

La necesidad existe para un propósito evolucionario positivo y el cerebro la mantiene. Sin necesidades como el sexo o las relaciones sociales no tendríamos hijos, seríamos unas criaturas 100% alfa, racionales y despiadados, y acabaríamos aniquilándonos los unos a los otros hasta que sólo quedase uno.

Por ejemplo, la empatía es una de las características de la necesidad. Representa el “sé como te sientes” frente al “consigo lo que yo quiero”.

El Control de la Necesidad

Gabia – por Josean

Los humanos nacemos necesitados y seguimos siéndolo durante muchos años.

Controlar
la necesidad es inteligente. Negar la necesidad y luchar contra ella es tontería. No puedes “luchar” contra una característica biológica del cerebro. Tienes que controlarla.

El Control de la Necesidad es por tanto el conjunto de habilidades que un Seductor utiliza para no estar necesitado, y para que esa necesidad biológica sirva a sus propósitos: el seductor controla su necesidad, la necesidad no le controla a él.

Es la diferencia entre llevar las riendas o montar un caballo salvaje fuera de control.

Así que si entras en la mentalidad negativa de “Tengo que eliminar mi necesidad”, te estarás dando de cabezazos contra las paredes. Cometerás estupideces como tomar drogas, alcohol, comer demasiado, o encariñarte demasiado en una relación y terminar betaizado.

No puedes luchar contra tu propio cerebro pero la buena noticia es que puedes controlarlo.

Controlar tu necesidad significa ser consciente de tus necesidades para que puedas encauzarlas en la dirección que tú quieras. La estrategia adecuada es igual que en el judo: derrotar al enemigo usando su propia fuerza.

Y ahora, unos consejos prácticos. Con estos consejos seréis capaces de evitar ser betaizados, mantener vuestra felicidad y conseguir vuestros objetivos.

Socializar

El cerebro humano está cableado para socializar con el propósito de aumentar las oportunidades de supervivencia. Está claro que somos animales sociales y nos movemos en grupos.

Luchar contra este instinto desemboca en un aumento de la necesidad porque ser social está marcado a fuego en nuestro ceregro. Algunos psicoanalistas creen incluso que “no existe la mente sin el grupo”.

Existen estudios sobre prisioneros de guerra que parecen confirmar esta creencia de los psicoanalistas. Se le preguntó a los prisioneros, para el estudio, cuál era el peor tipo de tortura. Todos parecían estar de acuerdo en que la peor tortura es aislar completamente al prisionero. Uno de ellos sobrevivió a un aislamiento proplongado dibujando en la pared de su celda un animal, poniéndole nombre y hablando con él.

Los hombres betaizados que han salido de un divorcio están en su peor estado de aislamiento social con un grado de necesidad extremo. Una de las características centrales del proceso de betaización es cuando la mujer utiliza la poca percepción que la mayoría de los hombres tienen de sus necesidades emocionales (paradójicamente, ¡una de las necesidades más fuertes!) para hacer que su necesidad de socialización esté totalmente satisfecha por ella, sus hijos, y la red social de ella.

Normalmente comienza con “¿Por qué no te abres más a mí?” o “Quiero que seas más cariñoso conmigo” y “Mi amiga María se ha dado cuenta de que estaba triste porque no hemos comprado el coche nuevo”. Y normalmente le lleva a tener una red social totalmente controlada por ella.

Para evitar un aumento de la necesidad mantén constantemente varios círculos sociales tuyos para que la necesidad de socializar inducida por tu cerebro no esté nunca volcada sobre una única persona o un único círculo social.

SocializarSocializing – por abbyladybug

Tanto si tienes rollos de una noche, amigas con derecho a roce, relaciones múltiples, relaciones estables o estás casado, nunca hagas que éstas sean la única fuente de satisfacción de la necesidad de socializar de tu cerebro.

¡Controla tu necesidad y diversifica tus inversiones!

Cambios de Estados Mentales

En el caso de que acabes en aislamiento social puedes entrar en un estado de ansiedad, tener sentimientos de falta de valía, culpa, depresión. Antes de levatar la mano para tomarte la primera cerveza, llamar por teléfono a esa chica por la que estás desesperado o interrogar a tu pareja acerca de por qué llega tarde, es mejor que te des cuenta de que tu cerebro te está mandando señales, bajando tu nivel de endorfinas y otros cambios hormonales, sobre el hecho de que al estar sólo estás en peligro.

Lo que tienes que hacer no es llamar a la chica que te gusta ni emborracharte. Tienes que darle a tu cerebro algo que le indique que estás de nuevo en el buen camino en cuestión de supervivencia. Y el cerebro rápidamente se engargará de volver aumentar los niveles de endorfina.

Como norma general:

Socializar -> Endorfinas altas -> Buen Estado Emocional

Aislamiento -> Bajas Endorfinas – > Mal Estado Emocional

Aparte, la Naturaleza y la Calidad de las Interacciones Sociales son muy importantes.

Interacción Social Mala -> Muy Mal Estado Emocional -> ¡Peor que aislado! (recordad esto los chicos que estéis en una mala relación de pareja)

Buena Interacción Social -> Muy Buen Estado Emocional! Mucho mejor que estar aislado!

Para conseguir el cambio a un buen estado emocional tienes que condicionar a tu cerebro lentamente y darle pruebas de que estás en interacciones sociales. Igual que cuando haces ejercicios de respiración Yoga para relajarte. Comienzas con el cuerpo para influenciar tu cerebro.

Así que para conseguir un efecto positivo en tu estado mental, ¡sal de tu puñetera casa!

Sonríe y dile “Hola” a la gente a tu alrededor, habla con la gente de lo primero que se te ocurra. Lo que digas no es importante siempre y cuando tengas un marco positivo, amigable y no amenazador. Según estés hablando con la gente notarás llegar poco a poco una sensación de bienestar.

Esto se debe a un cambio positivo en los niveles de endorfinas y otros neurotransmisores, y lentamente lleva a tu cerebro a un estado emocional positivo. Puede requerir, dependiendo de qué tipo de persona seas y del tiempo que hayas pasado aislado o en una mala relación, de varios minutos a varios días.

Así que persiste, ¡no te rindas!

¿Cómo afecta esto positivamente a la necesidad?

Cuando aprendes a:

  • Utilizar la socialización como una manera de influenciar tu propio estado.
  • Detectar rápidamente y cortar las interacciones dañinas con gente negativa.

Estarás controlando la necesidad biológica. Estarás tomando las riendas.

Sin este control, según aumente tu necesidad, tu mente entrará lentamente en un estado de desesperación social, eso te hará un blanco fácil para la betaización en las relaciones o, aún peor, ser víctima de algún tipo de mujer manipuladora – como las buscavidas – que te encuentres en tu camino.

Estados Activo / Pasivo

Tu cerebro cambia entre dos estados: Activo es cuando estás todo el rato en contacto con el mundo exterior a través de tus sentidos. Pasivo es cuando piensas, cuando te recluyes en tu mundo interior. Por ejemplo cuando sales a socializar estás en modo activo, y cuando estás escribiendo un artículo como éste estás en modo pasivo.

El estado pasivo ciertamente es importante para poder concentrarnos en nuestro pensamiento creativo, científico o filosófico, pero pasar demasiado tiempo en modo pasivo es malo porque aumenta nuestra necesidad.

La razón es que mientras más rato pases en modo pasivo, más tiendes a retraerte del contacto social.

Así que para evitarlo tenemos que darle al cerebro su dosis de contacto social de calidad de forma controlada.

Las mujeres lo hacen constantemente de forma instintiva. Date una vuelta y observa. Verás a las mujeres en grupos charlando, consiguiendo que su cerebro tenga su dosis apropiada de contacto social. Normalmente mantienen relaciones superficiales con algunas de sus amigas y tienen cuidad de que las “sesiones de terapia” con dichas amigas, aunque a veces toquen temas profundos, no llegen nunca a ser realmente serias. Y se aseguran de diversificar sus inversiones emocionales en diferentes personas.

Esto puede parecer necesitado, pero en realidad es justamente lo contrario: una estrategia extremadamente inteligente de controlar su propia necesidad para así no tener que “necesitar” emocionalmente a alguien de verdad.

Naturaleza y Calidad de los Contactos Sociales

Esto es extremadamente importante. Si estás en modo pasivo y aislado socialmente te vuelves necesitado y entras en una espiral de negatividad, en un círculo vicioso. Si intentas salir de tu aislamiento social pero no eliges bien tus contactos sociales esto aumentará tu necesidad aún más.

En el caso peor puedes acabar en una situación donde te sientes agobiado y necesitado cuando estás solo, y aún más agobiado y necesitado cuando estás socializando debido a la mala calidad de tus contactos.

¡Los Vampiros de Energía existen! Están ahí fuera esperando chuparte la energía mental.

Normalmente se trata de masoquistas que disfrutan del sufrimiento y de la negatividad. Puedes detectarlos observando sus marcos negativos y la temática masoquista en sus conversaciones.

Ejemplos de esta enfermedad y de la medicina que la cura…

Chica: Tengo el culo muy gordo. Así nunca me echaré novio.
Seductor: Uy, de repente me ha entrado un dolor de cabeza terrible, creo que me tengo que ir. Ya charlamos en otro momento, monada.

“Amigo”: ¿Sabes? Me das envidia. Veo cómo ligas con las chicas todo el rato. Me gustaría hacerlo tan bien como tú…
Seductor: Pues hay algunos chicos que tienen mucha experiencia seduciendo mujeres, deberías juntarte con ellos. Si te lo propones y te esfuerzas poco a poco serás capaz de hacer lo mismo que ellos.
“Amigo”: ¿Qué dices? ¿Aprender a seducir? ¡Estás de coña! ¡Estos tíos manipulan a las mujeres! ¡No tienen moral!
Seductor: Jo, tío, me está entrando un dolor de cabeza… creo que tengo que descansar un rato. Ya charlamos en otro momento, ¿eh?

No es que al seductor le guste portarse mal con la gente o ser asocial. Simplemente es consciente de cómo los marcos negativos afectan a la mente aumentando la necesidad y echando a perder el estado emocional.

Es una cuestión de supervivencia.

¡Las palabras afectan al cerebro!

Así que en situaciones como la anterior la opción más saludable es simplemente cambiar de aires.

Así que como norma general pasa de los Vampiros de Energía y llena tu Red Social de personas interesantes, diversifica tus inversiones emocionales y eso te ayudará a controlar la necesidad.

Contacto Físico

El contacto físico o kino (¡no necesariamente sexual!) con otros miembros de nuestra especie es algo muy positivo. ¿Por qué? Porque el contacto físico tiene un efecto positivo directo en tus niveles de endorfinas y te hace sentir bien.

Hay muchas especies animales que mantienen un contacto muy cercano entre ellos cuando se mueven en grupo y aún más cuando duermen. Es un mecanismo biológico de la naturaleza. Existen estudios donde se demuestra que la morfina (que afecta a las endorfinas) reduce la ansiedad por la separación en los animales. La naturaleza utiliza el sistema hormonal del cerebro como un sistema de recompensa para que hagamos cosas que aumenten nuestra supervivencia.

Yo mismo estuve mucho tiempo trabajando como consultor de psiquiatría en un departamento de geriátrica (para los ancianos). Una de las razones por las que me llamaban más a menudo era “el viejecito (o la viejecita) ya no quiere comer, pero el examen clínico es normal”. Tendríais que haber visto cómo recuperaban el apetito simplemente al cogerlos de la mano y charlar con ellos, creando una conexión con ellos.

La naturaleza quiere el Contacto Físico y la Socialización para propósitos de supervicencia, es algo biológico. Si has estado en el ejército habrás visto que el contacto físico allí es mayor. Y existe una razón para ello. En la película “Salvar al Soldado Ryan”, al final el soldado Ryan se entera de que sus hermanos han muerto en combate. Un compañero le sostiene contra su pecho, como si fuese su madre.

Aquí hay una base para el control de la necesidad: todos hemos tenido una madre y no podemos negar la necesidad del contacto físico. A través del contacto físico es como nos alimentaban cuando éramos unos recién nacidos.

El hombre casado que no tiene una red social y vive con una mujer que le niega el sexo y el afecto y le tiene betaizado, tiene un gran riesgo de caer en la desesperación. Poco a poco va perdiendo el contacto físico (también el no sexual) por miedo a ser rechazado. Su necesidad, debido a niveles muy bajos de endorfinas, se pone por las nubes y se presta a ser manipulado cada vez más mientras se hunde más y más en un pozo sin fondo.

¿Cómo controlar tu necesidad de contacto?

Cuando estés ligando con chicas tócalas, desde el principio y frecuentemente. Asegúrate de que ellas también te tocan a ti. Si no estás en una relación exclusiva mantén relaciones múltiples con chicas dulces que te toquen mucho. ¡Obtén mucho contacto físico! No caigas en la trampa de permanecer en una relación exclusiva con una chica que no es capaz de apreciar tu humanidad y tener contacto físico y sexo contigo. Nunca malgastes tu tiempo con mujeres que sean frías y distantes emocionalmente.

Reflejo: una Cualidad de la Mente

La necesidad de que algo o alguien reconozca la existencia de la mente es en sí misma una característica de la propia mente. ¿Por qué nos alegra que nuestro perro venga a recibirnos cuando entramos por la puerta? Porque nos reconoce, porque nos está trasmitiendo “¡Sé que existes!”. La mente no puede funcionar sin reflejo, porque entraría en una espiral de tensión insoportable. Cuando las chicas se sientan en grupos y charlan una de las cosas que hacen es descargar tensión emocional.

La Mente tiene Necesidad de Reflejo.

Yo hago amplio uso de animales y fetiches para controlar esta necesidad. Tenía dos dobermans: Terminator y Conan, que tristemente ya no están con nosotros. Ahora mismo tengo una pareja de gatos: Casanova y Zafiro. Casanova viene a la puerta, siempre que llego a casa, para saludarme.

También tengo fetiches: un perrito de lana que se llama “Tránsito”. Viene del psicoanálisis: un “Objeto Transicional” es algo que los chicos de 3-4 años de edad conservan como sustituto de la madre. Chicos, os sorprendería, pero cuando Franco aún no estaba casado y se daba largos viajes por el mundo, lo primero que veía nada más despertarse en su cama era a Tránsito. Cuando volvía al hotel allí estaba en mi cama Tránsito, mirándome. El uso de un peluche satisface la necesidad de la mente de ser reconocido.

Enamorarse

Enamorarse es una psicósis biológica cuyo propósito es mantener a dos individuos juntos el tiempo suficiente para garantizar que ella se queda preñada y que ambos cuidarán del hijo el tiempo suficiente para que tenga oportunidades de sobrevivir. ¡Ojalá hubiese sabido esto cuando tenía 17 años!

Enamorarte puede volverte tremendamente necesitado. ¡Y esto es muy muy muy malo!

En cualquier caso enamorarse es una experiencia muy agradable, pero necesitarás todas tus habilidades de seductor para pasar por ello sin ser betaizado. La metáfora más bonita sobre enamorarse y ser betaizado viene del maravilloso poema de Homero “La Odisea”.

Odiseo ordena a sus marineros que le aten al mástil de su barco para poder escuchar el canto de las sirenas. Sus hombres tienen los ojos y los oídos tapados. El precio por escuchar el canto de las sireñas es el deseo irresistible de saltar al mar para estar con ellas… y ser devorado por estas seductoras criaturas.

ulises-y-las-sirenasUlises y las Sirenas – por John William Waterhouse

Enamorarse representa para el Seductor y el Macho Alfa de Alto Estatus lo mismo que las sirenas para Odiseo. Los frustrados de todo tipo se quedan en casa en el sofá. Los machos alfa necesitan la caza y las expediciones de guerra.

Para ellos, enamorarse es un peligro.

Para poder ser un seductor uno tiene que ser capaz de disfrutar de los placeres de enamorarse pero al mismo tiempo estar atado firmemente al barco de sus propias habilidades y bienestar para ser capaz de controlar la necesidad conectada con el enamoramiento.

Es una experiencia maravillosa. La he vivido varias veces.

Si dijese que nunca me hicieron daño, mentiría. Pero salí de las situaciones dañinas. Lo superé.

Digamos que tener la habilidad de controlar nuestra necesidad y tener unas buenas habilidades de seductor son el barco que te salva de ser betaizado al enamorarte mientras disfrutas totalmente de la relación.

Enfadarte

Enfadarte te hace necesitado cuando:

  • Eres incapaz de estar en contacto con tu propia ira. Cuando todavía eres un niño bueno.
  • Cuando la sientes pero no la expresas por completo. Estar “medio enfadado” te vuelve necesitado. La ira desatada te libra de la necesidad. Pero ¡ojo! No digo que os volváis unos gamberros y vayáis por ahí rompiendo cosas y pegándole a la gente.

Para evitar la necesidad tienes que:

  • O bien evitar situaciones conflictivas todo lo que puedas.
  • O, si realmente tienes que enfadarte, sé un hombre, toma una decisión, enfádate de verdad y ¡haz que la gente note tu enfado!

Una situación crónica y continuada de “medio enfadado” te vuelve infernalmente necesitado e incluso puede llegar a dañar tu salud.

¡Disfruta tu enfado por completo si es necesario!

Una de las cosas más betaizadoras que puede hacer una mujer es pinchar a un chico para que se enfade, en una situación en la que él no puede expresar completamente ese enfado.

Evita el “medio enfado”. Enfádate del todo y enfréntate a las consecuencias, o aprende a controlar tu ira internamente.

Sexo

Ten siempre mucho sexo. ¡Estar sin sexo nos vuelve necesitados!

Estimula nuestro sistema de endorfinas y aumenta nuestra testosterona. Nuestro cerebro, nuevamente, nos castiga bajando las endorfinas si no tenemos sexo, y nos recompensa subiéndolas si tenemos mucho.

Ligar y Seducir a las Mujeres

Aunque estés en una relación exclusiva, no dejes nunca de ligar. Es una interacción social y te aporta un buen estado mental liberándote de la necesidad.

Si quieres ser fiel, ningún problema, puedes practicar el arte de hacer que las mujeres estén interesadas en ti sin tener sexo con ellas. Las mujeres se maquillan, se ponen minifalda y tienen un lenguaje corporal seductivo sin necesidad de tener sexo contigo. ¿Por qué no haces tú lo mismo? Hay muchas mujeres que son seductivas todo el tiempo siendo fieles a sus maridos o novios.

Ligar es una habilidad que requiere una práctica constante. Así que si estás en una relación exclusiva simplemente liga con las chicas y después preséntaselas a tus amigos :)

Mantener tus habilidades te libera de la necesidad. Este control de la necesidad te hace ser una persona más atractiva, te hace seguir siendo Alfa y hace que las mujeres de tus relaciones estén más felices.

Saludos,

Franco

Comenta este artículo en el foro.

Podéis encontrar los artículos originales de Franco en el Blog de Seducción de Franco (en inglés). La versión original de este artículo podéis encontrarla en Neediness Management (en inglés).

Copyright (c) 2007 Franco. Traducido con permiso del autor. Traducción por Lobo Feroz.

Franco es un profesional en el campo de la psicología. Además es un golfo y un playboy :). Lleva practicando el Arte de la Seducción desde los 17 años, y ahora está dedicado a enseñar sus habilidades a todos los hombres: maridos, solteros y seductores, que quieran mejorar sus habilidades para ligar, seducir y mantener relaciones con las mujeres. Podéis encontrar sus artículos originales en su blog: Franco Seduction

¿Te ha gustado? Compártelo:



Deja un comentario: